¡Bienvenidos!

¡Hola!

Te doy la binvenida a mi blog y te agradezco que hayas decidido leer mi página para informarte más sobre este interesante tema que nos compete a todos, pues saber nunca está demás.
Te invito a informarte sobre los Accidentes cerebrovasculares (ACV) y su relación con la Fonoaudiología, más especifico aún, la intervensión Fonoaudiológica frente a un ACV.

¡Espero que la información sea de tu agrado y cumpla con tus espectativas!

Atte.Kristhianne Oettinger Rademacher.

Creadora.

Creadora.

miércoles, 22 de junio de 2011

• ¿Qué consecuencias a nivel fonoaudiológico producen los ACV?


El signo más visible de un ACV es la parálisis de un lado del cuerpo, que se la conoce como hemiplejia. La ubicación de la lesión en el cerebro determina qué lado del cuerpo es el afectado. Si la lesión es en el hemisferio derecho del cerebro, la parte izquierda del cuerpo es la afectada. Si la lesión es en el hemisferio izquierdo, la parte derecha del cuerpo es la afectada por el ACV.

ACV en el lado derecho, hemiplejia izquierda:
El paciente con un ACV que involucra el hemisferio derecho puede tener dificultades con la percepción espacial. Esto se refiere a la capacidad del paciente para juzgar la distancia, el tamaño, y la ubicación. Generalmente estos pacientes muestran conductas impulsivas.

ACV en el lado izquierdo, hemiplejia derecha:
El paciente con un ACV que involucra el hemisferio izquierdo generalmente tiene afasia (problema que involucra el habla y lenguaje). El paciente puede presentar problemas para hablar, lo que es conocido como afasia expresiva y puede tener dificultad para entender lo que se habla, lo que se conoce como afasia receptiva. Algunos pacientes tienen problemas tanto para hablar como para entender. Esto es conocido como afasia global.
Motrizmente, el paciente con un ACV en el hemisferio izquierdo es más lento y cauteloso.
Otros déficits físicos o cognitivos
Otros déficits físicos o cognitivos que pueden llegar a presentarse dependiendo de la ubicación del ACV son: déficits en la memoria, dificultades en la deglución, y falta de atención.

Características de la hemiplejia del lado izquierdo:
El signo más visible del daño es la parálisis o el debilitamiento del lado izquierdo del cuerpo. Otras características comunes en personas con parálisis en el lado izquierdo son las siguientes:
Rara vez tienen problemas para hablar, pero pueden sufrir languidecimiento facial y pueden padecer problemas para tragar comida por la incapacidad de sentir la parte izquierda de la cara
Pueden tener una pérdida profunda de la percepción espacio-temporal, la capacidad de juzgar distancias, posiciones, formas etc.
No son capaces de pasar con una silla de ruedas a través de una puerta porque no pueden calcular el marco.
Pueden confundir el derecho y revés de su ropa, la derecha de la izquierda o no darse cuenta cuán lejos se encuentra un objeto.
No son capaces de leer el diario o agregar una columna de números porque pierden su ubicación en el papel.
Pueden tener severos problemas de equilibrio tanto al pararse como al sentarse a raíz de la pérdida de percepción vertical; pueden sentir que están parados derechos cuando en realidad están inclinados en 45 grados hacia el lado izquierdo. Cuando este esto sucede y son asistidos para mantenerse erguidos, tienden a asustarse porque sienten que están siendo obligados.
Pueden llegar a no reconocer sus propios brazos o piernas como partes de su cuerpo; pueden llegar a ver sus propios brazos y piernas cuando están recostados en la cama y enojarse por pensar que alguien se encuentra junto a ellos.
Pueden ignorar a alguien que les esté hablando desde su lado afectado.
Si las camas que utilizan las personas con parálisis del lado izquierdo está mirando hacia una ventana, el resto de la habitación deja de existir para ellos. En la noche, sin panorama que observar, estos pacientes quedan completamente aislados. El lado no afectado del individuo debe estar orientado de tal forma que él pueda responder a las actividades que se desarrollen en la habitación. Es útil colocar la parte no afectada mirando la actividad para lograr una mejor atención. Es importante no dejar a estos pacientes aislados.
Las personas con parálisis en el lado izquierdo pueden ser únicamente capaces de comer solo lo que hay a un lado del plato. Si se da vuelta el plato comerán la otra mitad.
Pueden fácilmente perderse o confundirse cuando están viajando.
Si recorren un pasillo ida y vuelta pensaran que transitaron por dos diferentes pasillos. Los ayudara dejar marcas a ambos lados del pasillo y que se les recuerde constantemente hacia a donde van.
Cuando la afección es persistente y afecta habilidades, el paciente se familiarizara mejor con un ambiente modificado para compensar sus déficits.
Los muebles y objetos personales deberán colocarse en el lado no afectado.
Su ubicación en la mesa a la hora de almorzar o cenar deberá ser de tal forma que reciba los alimentos del lado no afectado. También los invitados deberán ubicarse en ese lado.

Personas con parálisis del lado izquierdo pueden tener:
Perdida del campo visual izquierdo.
Problemas motores, Problemas para juzgar acertadamente el nivel de sus habilidades y tendencia a sobreestimarlas.
Impulsos y movimientos rápidos en contraste con personas con parálisis en el lado derecho que son lentas y cautelosas.
Dificultad para entender señales visuales que reciben del entorno.
Problemas para el aprendizaje de nuevas cosas.

Características de la hemiplejia del lado derecho:
Las personas con parálisis en el lado derecho generalmente tienen dificultades con el habla y el lenguaje. Esto se conoce como afasia. La afasia puede estar relacionada con su incapacidad para hablar o escribir (afasia expresiva) o la incapacidad para entender lo que se dice (afasia receptiva). Mucha gente con afasia rápidamente desarrolla sus propios medios de comunicación sin usar el habla.
Otras características comunes son:
Disfagia: dificultad para tragar.
Tendencia a guardar la comida en una sola mejilla
Algunos pacientes pueden tener capacidad de hablar o entender pero no leer, escribir o hacer cuentas.
Pérdida del campo visual derecho.
Problemas de equilibrio al pararse y sentarse.
Tendencia a ser lento, cauteloso, y desorganizado al enfrentar problemas que no resultan familiares.
Juzgamiento correcto del nivel de habilidades.
Dificultades de la memoria que están relacionadas con problemas para retener lenguaje y mantener la atención en lapsos cortos.
Marcada dificultad con aprendizaje de nuevas cosas.
Preferencia a realizar las cosas del mismo modo.
Incapacidad para generalizar información para resolver un problema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada